Confecoop Valle | Desarrollo sostenible, de la mano con el cooperativismo
17519
post-template-default,single,single-post,postid-17519,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-4,qode-theme-ver-13.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Desarrollo sostenible, de la mano con el cooperativismo

Desarrollo sostenible, de la mano con el cooperativismo

Por: Isabella Figueroa Estrada

Representante Juvenil de Servivir

Integrante de las Redes Juveniles de La Equidad Seguros

y del Grupo Coomeva

El Cooperativismo, como modelo, contribuye al desarrollo y fortalecimiento de las sociedades; por ello, hoy que se celebra el Día Internacional de las Cooperativas, es de gran importancia resaltar su invaluable doctrina y múltiples acciones, puestas en marcha para la búsqueda de alternativas que generen un impacto positivo en lo social, económico y ambiental.

“Sociedades sostenibles gracias a la cooperación”, es el lema de esta conmemoración en el presente año; motivo por el cual las diferentes cooperativas del mundo, acordes con su ideología, se han unido para dar a conocer y destacar el trabajo juicioso adelantado con las comunidades para promover políticas e iniciativas que permitan un entorno sano y adecuado para las presentes y futuras generaciones.

La sostenibilidad, en sus diferentes ámbitos, es un pilar fundamental para el movimiento cooperativo y para quienes creemos en él; el reto es continuar fortaleciendo nuestra sociedad para que sea aún más solidaria y respetuosa con lo que nos rodea.

Las cooperativas juegan un papel preponderante en esta tarea, con la práctica de sus valores y principios las empresas solidarias han brindado, a través del tiempo, progreso a muchas familias, pero, sobre todo, han aportado al buen desarrollo de las naciones, enmarcando su labor en la protección de los recursos.

Tal como lo indica el séptimo principio cooperativo: “Compromiso con la comunidad”, el deber de las cooperativas es con la gente y con el medio ambiente, y, por ello, el llamado es a que también los ciudadanos se unan a esta causa y eviten el deterioro de lo que tenemos, para así seguir construyendo una sociedad democrática, incluyente, justa y sostenible en todo sentido.

El movimiento cooperativo, sin duda, es poderoso y ejemplar, sus bondades son infinitas y su ayuda incalculable, es un movimiento que nos puede cobijar a todos y que nos ofrece muchos espacios; los que hacemos parte de él nos sentimos muy orgullosos, ya que desde la cooperación podemos transformar vidas… recordemos que el esfuerzo conjunto siempre dará mejores resultados.

¡Feliz Día Internacional de las Cooperativas!